Categories
News

Descubriendo ‘El Beso de la Muerte’

Hablamos con Daniel Jerez, autor de una novela de misterio al estilo Dan Brown cuya parte de la acción transcurre en algunos lugares de Poblenou


¿Cuál es tu background como escritor?

Hasta el momento tengo tres novelas publicadas, todas ellas de misterio. La primera fue en el 2012, ‘El arcabucero nº61’, totalmente auto-publicada, es decir, tuve que pagar los servicios de corrección, maquetación, diseño de portada, imprenta. Luego en el 2014 publiqué ‘La fórmula Terradas’, en este caso hice un pequeño salto pues publiqué la novela a través de un sello editorial que trabajaba mediante crowfounding. Alcanzamos el objetivo del presupuesto a través de micromecenazgos y la novela se publicó. Anteriormente a estas novelas había escrito muchos relatos cortos, sobre todo, mientras estudiaba Psicología. Los relatos los publiqué (y aún están disponibles) en la plataforma de autopublicación Bubok.

¿Qué relación tienes con Poblenou?

Vivo en el barrio de Diagonal Mar, pero por cercanía y por carga emotiva prefiero verbalizar que vivo en Poble Nou. Vivo por Passeig Taulat. Vinimos a vivir aquí con mi mujer en el 2005-2006. Nos asentamos con la transformación derivada del Fòrum de las Culturas. Yo soy d’El Prat de Llobregat y, es posible, que esto me haya marcado en mi estima por Poble Nou, pues la sensación de proximidad, de barrio, de ser uno y parte de todo es semejante a la de un municipio pequeño como El Prat. La frase que más lo define es cuando decimos: “No parece Barcelona”. Y es así.

“El Beso de la Muerte es una pieza importante del puzzle de la trama, su presencia era fundamental por su belleza, significado y la ambigüedad en su autoría”.

¿De qué va ‘El Beso de la Muerte’?

Acabo de autopublicar ‘El beso de la muerte’ a través de Amazon. Sigue siendo de misterio, pero no tiene nada que ver con las dos anteriores, las cuales compartían los mismos personajes. En este caso, son personajes distintos y un misterio nuevo. La novela empieza con el descubrimiento de un barco enterrado en el hielo en el Polo Norte. En él, se hallan unos cuerpos momificados y un diario y una nota que desencadenará, por parte de la protagonista, la resolución de un misterio vinculado con el poeta Jacint Verdaguer.

¡Qué buena premisa!

He de decir que del famoso poeta me centro en una época concreta: cuando realiza exorcismos en Barcelona en un piso franco cerca de Santa María del Mar. Aparecen otros personajes reales y hecho reales como el Congreso de Espiritismo realizado durante la Exposición Universal de 1888 en Barcelona. Me gustan mucho los flash-backs, por eso en la novela hay juegos temporales: todo sucede en la actualidad, pero hay lecturas de notas y de diario que se sitúan en diferentes épocas.

La protagonista de la novela vive en la calle Marià Aguiló. Realmente podría casi considerarse como el corazón de Poblenou. ¿Por qué las has situado en esta calle?

Por varias razones: primero porque es mi calle preferida. Estoy enamorado de lo que me transmite: paz, cercanía, vecindad. Y otra razón es por el personaje: Blanca. Es una mujer con unos principios muy claros sobre la maternidad, contrapuestos a Rosa, la otra protagonista. Blanca es libre, es independiente, es sensual, es cercana, pero sin ataduras. Y para mí, Poblenou y la calle Marià Aguiló encajaban en su personalidad. Aunque la novela es de misterio, he querido que las dos protagonistas debatan, discutan y se enfrenten en un tema tan delicado como la maternidad. Deben hacer fuerza común para desenredar el misterio, pero chocan en su visión de la vida.

“Blanca, la protagonista, vive en la calle Marià Aguiló, y hace una reflexión sobre la proliferación excesiva de ciertos locales en el barrio. Y lógicamente no podía faltar la mención al Tío Che…”

La rambla de Poblenou y el Tio che también aparecen en la novela…

Sí, creo que era otra vía indispensable para entender el barrio, aunque Blanca hace una reflexión sobre la proliferación excesiva de ciertos locales. Y lógicamente no podía faltar la mención al Tio Che. Por todo lo que representa. A mí me hace feliz pedir algo en él: es una vuelta a la infancia, a la inocencia, a esos helados que comprabas con el dinero de la abuela. Y todo eso te lo da el local pero, sobre todo, ese trato cercano y familiar.

Los libros publicados por Daniel Jérez

¿Qué importancia tienen en la narración el pasado industrial del barrio y un icono como la escultura ‘El Beso de la Muerte’ del cementerio de Poblenou?

Mucha. Sobre todo, para Arnau Ferrer y Maurice, dos médicos que viven en un pueblo de los Pirineos en 1888 y que se ven forzados a trasladarse a Barcelona. Y se instalan en el Pueblo Nuevo de 1888. Arnau y Maurice conocen un barrio industrializado que les abre los ojos de forma brusca a la modernidad, en contraste de dónde vienen ellos. Esta ubicación no es casual: es un barrio de lucha, de cambios, de abandono. Y eso va ligado con su periplo. Se ven absorbidos por un barrio con 152 fábricas, con condiciones de mala higiene, pozos contaminados, problemas obreros. Pero, como explico, un barrio que no es de Barcelona, si no de Sant Marti de Provençals. El Beso de la Muerte es una pieza importante del puzzle de la trama que no puede ser desvelada aquí. Lo único que puedo decir es que su presencia era fundamental por su belleza, por su significado y por ambigüedad en su autoría.

¿Qué te atrae de Poblenou como escenario literario?

Lo tiene todo. Es lucha, supervivencia, transformación, cambio, pero al mismo tiempo mantiene la esencia. Posee un pasado fuerte, robusto, hecho a sí mismo. Y, por encima de todo, es un barrio de las personas y eso es lo más importante en los libros, los personajes, que ellos transmitan, que evolucionen… como Poble Nou.

¿A quién le puede gustar tu libro?

Pues en especial a los amantes de los misterios, de esas tramas donde se deben solucionar pistas, a los amantes de las persecuciones y asesinatos. Tengo un estilo propio que es mezclar hechos y personajes reales con la ficción, pero el estilo de Dan Brown y de Glenn Cooper están muy presentes.

¿Próximos proyectos?

Tengo escrita una novela que estoy revisando y que supone un cambio de género, pues va más encaminada hacia la novela negra, aunque no puedo evitar esa mezcla de realidad y ficción. En este caso está ambientada en El Prat de Llobregat. Por cierto, la novela está a la venta en la librería Etcétera, a quien agradezco el apoyo que siempre me ha dado para difundir mis obras.

Entrevista por Javier López

Sigue a Daniel Jérez en su web.

Deixa un comentari

L'adreça electrònica no es publicarà. Els camps necessaris estan marcats amb *